Home
Help
Site Map

Ajax El dengue es un problema creciente de salud pública en el mundo. Aproximadamente dos quintas partes de la población mundial están en riesgo y más de 100 países han sufrido brotes de dengue o de fiebre hemorrágica del dengue (dengue hemorrágico). La incidencia anual del dengue alcanza hasta 50 millones de casos por año, de los cuales 500.000 personas son hospitalizadas y 20.000 mueren. Para el año 2000 se registraron unos 700,000 casos de Dengue en las Américas
Noventa y cinco por ciento de todos los casos de dengue hemorrágico ocurre en niños menores de 15 años de edad. 


Es probable que la magnitud del problema del dengue/dengue hemorrágico en las América sigan aumentando, debido a un aumento alarmante de la población de Aedes aegypti. La urbanización rápida y desorganizada, la creciente industrialización de desechables, la persistencia de neumáticos y plásticos, así como el deterioro o la flata de servicios básicos ofrecen un ambiente ideal para que el Aedes se reproduzca.
Ya que es improbable que en un futuro previsible se cuente con una vacuna, las estrategias de control tendrán que adoptar un enfoque más integrado, incorporando y recalcando las actividades de control, la comunicación social, la educación sanitaria y la motivación comunitaria con base en apropiación del problema para prevenir y controlar el dengue.
 
En 1996, según indicación de sus cuerpos directivos, la Organización Panamericana de la Salud
diseñó un Plan continental para ampliar e intensificar el control de Aedes aegypti. El objetivo de este plan fue “aumentar las acciones para combatir Ae. aegypti, para lograr un nivel de infestación cerca de cero, con la intención de erradicar el vector”. Su meta es “interrumpir la transmisión del dengue en el Continente Americano mediante una disminución progresiva de la presencia de Ae. aegypti en las zonas infestadas”.

         Oportunidades para el control del Dengue:
Hay que reorientar la estrategia exclusiva de control químico, y enfatizar una estrategia de motivación comunitaria con base en apropiación del problema junto con comunicación social y educación, como base fundamental de las medidas de prevención y control.

Los programas de elaboración reciente y que se están aplicando en la actualidad están fracasando debido en parte a las siguientes causas:

• La participación comunitaria en la prevención y el control del dengue se limita al cumplimiento de las exigencias oficiales, nunca llega a sentirse que la lucha contra el dengue le pertenece a la comunidad.
• El abastecimiento de agua y la eliminación de desechos son servicios que adolecen de graves deficiencias en las zonas de alto riesgo.


La participación comunitaria implica un conocimiento y la asimilación de normas que lleven a un cambio de conducta para desde el hogar aportar hacia la solución del problema, es en este sentido Colgate Palmolive a través de su producto Ajax Cloro quiere promover la estrategia de Tanque untao tanque tapao, la cual se basa en un estudiuo realizado por técnicos nuestros de la SESPAS bajo la supervisión de asesores extranjeros en la cual se demostró que aplicando a la superfice de los tanques de alamacenaciento de agua una capa de Ajax Cloro antes de llenarlo de agua se podía eleminar los posibles huevos del Aedes que estuvieran adheridos a dicha superficie con lo que se rompía el ciclo de reproducción del mosquito.

Para esto se utiliza un sobre de cloro Ajax, una esponja y luego de aplicado y llenado el tanque debemos taparlo para mayor seguridad.

                Ajax cloro tu mejor aliado en la salud 
                               La nueva generación
Para que sean eficaces, los programas individuales, familiares y comunitarios deberán diseñarse usando los conocimiento locales sobre la distribución del agua, la eliminación de desechos y el saneamiento básico.


También se necesita conocimiento de las organizaciones comunitarias y la función de los miembros dentro de la familia. Sobre la base de este conocimiento podrán formularse estrategias eficaces de cambios de comportamiento, aplicables a diferentes hogares y tipos de comunidad. 

Los programas educativos que introducen cambios de comportamiento
son de largo plazo y deben comenzar al mismo tiempo que el
programa de prevención y control del dengue.


Cambios comprensivos de la comunidad pueden garantizar una reducción
sostenible de infestaciones domesticas a través de reducción de fuente,
eliminando los criaderos de Aedes aegypti.

 

 

Copyright © AJAX CLORO
designed by
IDONET
Home | Información | Preg. & Resp. | Datos Científicos | Higiene Familiar | Sec. Educativa |